domingo, 28 de diciembre de 2008

Yo confieso

Es algo así como levantarte con la mitad de la cara envuelta en los susurros de las cinco de la mañana, y la otra mitad rogando que, esta vez, el noticiero de sólo buenas noticias. Y me levanto siempre con el pie izquierdo (inevitablemente, porque del otro lado de la cama está el ventanal), y no sé si será cierto eso que dicen... pero podría empezar a creerlo. Después, viene el desayuno, los ojos hinchados, las pocas palabras, el pijama puesto, los pelos peleados, y juntar fuerzas para salir(o no) a la calle y pelear otro día. Y, así, sin más... con los amores y las derrotas de todos los días. Con los errores y la soledad de todos los días. Con las palabras que no bastan y que tanto una necesita escupir, a veces, todos los días. Y ese corazón que late tantas veces por minuto y que no deja de dar testimonio de que estamos vivos, de que otro día nace para morir en la almohada y volver a filtrarse en la ventana después de las seis. Y ese corazón que no deja de dar testimonio de que amo a ese chico de rulos. Y que lo amo así... sin pausas ni arrabales, de la forma más imperfecta, tímida, compleja, llorona y tan nena que soy. Y lo amo así, con locura y como a nadie, con el nudo en la garganta, el pijama puesto, y los pelos peleados, con la mejor sonrisa y en puntas de pie para llegar a su boca. Y, otra vez, ese corazón que late tantas veces por minuto y que no deja de dar testimonio de que estamos vivos, que inevitablemente el ritual de levantarse y mirarse al espejo descubre el paso de los años... pero delata y recuerda cada momento simple y sencillo, de esos que hacen de un día un día maravilloso. Y soñar, siempre soñar. Soñar y caminar por la calle con el viento pegando en la cara, ese viento que te obliga -afortunadamente- a cerrar los ojos para poder sentirlo cada vez más cerquita de la piel y de los labios y los ojos. Y tomar un colectivo, y escuchar cincuenta conversaciones a la vez, y que sea divertido. Putear y gritar, eso también lo hago, pero sólo cuando me indigno demasiado. Y llorar, mucho, creo que todos los días (igual no es siempre de tristeza, soy de lágrima fácil -de las que si ven El Rey León, vuelven a llorar con la muerte de Mufasa-). Y la facultad y las presiones... pero, después, la felicidad de la tarea realizada. Poder leer los libros que me gustan, y darme el lujo de guardarme varios para leer en otros momentos de mi vida, o releerlos, como a El Lobo Estepario... tengo que volver a leer ese libro (ahora, ahora que cargo con cinco años más de sentir el viento en la cara). En fin, de todos modos, verle la carita a él no tiene precio, su barba tampoco tiene precio, y su sonrisa menos (Vaya, tío qué guapo eres). Y sí, es algo tan simple como eso. Al fin y al cabo hace falta sólo detenerse y darse cuenta que, a veces, la rutina no es tan mala: soñar, despertar, amarte, soñar, recordar, amarte, latir, estudiar, amarte, verte sonreír, sentir el viento, escribir, leer, putear, amarte, y morir en la almohada para volver a filtrarnos en la ventana después de las seis...

42 comentarios:

Don Rodrigo dijo...

Hermosa confesión.
No hay viento más amigo que ese.
No hay rutina más placentera que esa.
Su texto me hizo sentir muy bien.
Y lo necesitaba... debo confesarlo.

Saludos cálidos.

J. J. García Rodríguez dijo...

Uf, creo que yo también tengo que volver a leer el Lobo Estepario. Se me olvidaba...

Importante poder verlo todo desde la cercana mirada y desde la distancia. Incluso simultáneamente.

Me gustó mucho, un saludo.

María de Jesús dijo...

La verdad que la rutina no es tan mala, sobretodo cuando uno vive con pasión cada instante, como lo contas en tu texto...Me gustó particularmente la parte de los libros, qué grandes compañeros de ruta! Gracias por tu saludo, yo te deseo lo mejor de lo mejor y que sigamos llenando nuestras vidas de palabras y poesías

Eclipse dijo...

con esa rutina... cómo no quererla?
besitos... ya ya ya nos vemosss...

sardinasinsodio dijo...

Y encima de tanta confesión pecosa, suena Redemption song de Bob Marley.
¿Vos querés que yo me largue a llorar y que se me destiñan las escamas?.
No, no chiquita... de ninguna manera... sniff

¨ dijo...

me levanto
me acuesto
me despierto - vivo
me duermo - sueño


al final del dia: cuanto ame? cuanto hice por el aqui-ahora-conmigo? quien es mas feliz porque me vio?




--- la noche es la razon del beso ::: toda travesura es una trampa

Reveses Mínimos dijo...

yo confieso q sus palabras me han despabilado un poco amiga...y eso siempre viene bien como el sol de las 6 filtrandose por la ventana...como las ganas de amar un poco mas seguido...

se la extraña colorada...

nos vemos mañana?en la urdimbre a las 21.30 no?

va un abrazo de esos grandes...

beso

Na.-

pol dijo...

me encantó, una guazada de texto, me lo imagino saliendo de vos así, rápidito, casi solo pariéndose.

estamos vivos y tenemos que aprender y permitirnos disfrutarlo!!!!

saludos grande!

ivan (paranoico) dijo...

Solo se trata de vivir...


y hermoso saber que lo haces asi.


saludos

Terapia de piso dijo...

Los días están llenos de momentos simples y maravillosos. Que no los vemos. Que no los queremos ver. O que los vemos e hicimos como que no los miramos.

José Roberto Coppola

ce... dijo...

seguir cada paso en la vida y darse cuenta que a cada costado ves algo más...esa rutina en ti se ve perfecta aunque a veces la sientas de otra manera...
me gusto como describiste tu día..
besos que andes bien...
kitty

Larisa dijo...

Sole, qué lindo texto!
Es como si las palabras dieran giros, como si estuvieran peleadas como los pelos, como el último pensamiento del día que te ayuda a dormir.

Un beso grande!

Adolfo Payés dijo...

saludos paso por primera vez a visitarte y me ah gustado tu blog, y de ahora me lo llevo y lo enlazo al mio así no me pierdo y te sigo para asegurar el regreso...

un abrazo fraterno

*GEORGINA* dijo...

IMPOSIBLE
NO ES POSIBLE Q TUS ESCRITOS TENGAN UNA CARGA TAN SENCILLA Y MAGNIFICA A LA VES
NO ES POSIBLE QUE ME IDENTIFIQUE CON CADA PECOSIDAD DE TU OSCURO Y TAN ILUMINADO PARAMO...
LA SOLDEDA ES IMPOSIBLE CONSILIARLA CON TU NOMBRE!
un beso
te quiero sole! que tengas buen año!!!!!
Georgina-

Xaj dijo...

Palabras de raíz. Tienen olor a vos. Hacelo feliz.

Saluditos.

Elige Tu Propia Aventura dijo...

muy bueno flaca, feliz año

Dolores Eidán dijo...

Yo confieso.
Que también muero por un chico de rulos.
Que también lloro con El Rey León.
Que también cierro los ojos para sentir el viento en la cara.
Y que, como todos los comentaristas anteriores, te dejo saludos.

Lucas Carrasco dijo...

Cuando en el inmenso prólogo (que para mí vale más que el resto, como en el gran libro de Fanon, o en las primeras traducciones de Bukowski con prólogo de Enrique Syms) del Lobo Estepario cuenta obsesivamente cómo escuchaba los pasos del Lobo en la habitación de arriba dar vueltas en círculos, cuando narra una y otra vez que el Lobo haca nada, cuando aún sin ocurrir nada hay vértigo, electricidad, ritmo, es cuando la rutina no es un problema sino, en todo caso, una utopía, un imaginario momento de paz imposible.
Amar y putear, que son sinónimos, imposibilitan la rutina y sobretodo, dejan entrever que en vez de ser la rutina El PROBLEMA el problema es amar y putear, y después, solamente amar.
Pero lo de los pelos peleados, igual, es una imagen insuperable.

mauro235 dijo...

que lindoooo

y yo tengo sueño todo el día, sino haría muchas mas cosas =/

Rodrigo dijo...

La rutina no es un problema. El problema es no vivir cada momento apasionadamente, sintiendo que uno está realmente vivo. (Antes de morir en la almohada una vez más xD). Me gusto mucho tu texto. Te invito a visitar mi blog:

http://daeronlenwe.blogspot.com/

Saludos!

Jor dijo...

Me dejaste helada, Sol. Sabes? quiero un poco de eso que tenes vos, te envidio, sanamente.

Este año descubri una critter totalmente diferente, humana, llena de arte por todos los rincones.

Te quiero, Soledad, muchisimo.

Agostina dijo...

Qué bueno que puedas valorar tanto las pequeñas y maravillosas cosas que nos da la vida!
Me encanto lo que escribiste, tan simple y tan complejo a la vez, con esa mezcla de sensaciones.
Un saludo, hermoso tu blog (valga la redundancia).

Poeta Despierto dijo...

...y saber que estamos vivos porque late un corazón sin freno y porque se ama sin medida, incluso despues delas seis..

1 abrazo

J. J. García Rodríguez dijo...

¡Prosperidad y más pecosidades en el nuevo año, Sole!

Y sobre todo, que haya mucha felicidad...

Muchos besos.

BeLén dijo...

Hermoso como siempre, y hasta te imaginé levantándote con los rulos todos entreverados :)
te mando un beso gigante y espero que hayas empezado bien el año nena, sabés que te quiero!

Melpómene dijo...

Confesiones...

odiaba la rutina, ayudasta a cambiar un poco de perspectiva.

pasando a saludar..

espero puedas visitar mi espacio.

un beso

=Jota= dijo...

yo venía a poner una cuota de humor, pero después de esto...
no, es todo demasiado serio y lindo
no lo voy a arruinar (esta vez)

El pibe welshire dijo...

Macedonio Fernández le reprochaba a su pseudo alumno, Borges, que un hombre de su lumbre "desdeñara la poesía infinita de la prosa en favor de la dura métrica". La poesía, si no rima, dos veces poesía-

fulano/martínvillarroel dijo...

no estaba seguro si ya te había dejado un comentario en esta entrada y en eso de fijarme me fui olvidando de lo que te iba a decir... creo que venía por el lado de que tenés muchas palabras cercanas y con corazón, es muy válido eso; te dejo un abrazo.

Emilia dijo...

Uy, qué bonitas palabras.

Dejo mis saludos de nuevo año.
No es sorpresa encontrar todo igual de bueno por acá pese al salto del 8 al 9.

Un beso

:)

C e C i L i A dijo...

Essssa onda es... jajaja gracias. De paseo en paseo, navegando por la web me he encontrado con personas que gozan de la escritura y que quizás no son escritores sino simples autores, sin embargo eso no quita que sean buenos. Tu blog me gusta, es como el "bermú" antes del asado. Mi blog, este, el cual te pareció cálido, está abandonado. Tiene casi dos años y no quiero borrarlo por cuestiones de cariño, me he creado otro más acorde a los delirios matutinos que abordan a mis ideas y su nombre se debe a un poema del flaco Spinetta. No sé cuánto durará pero bue...

Te dejo una peca.

Gracias

=Jota= dijo...

periodista, sí

exitos, 'colega'

;)

Los que hacemos cosmogonias dijo...

Nunca dejar nadie atras, el sol callado ilumina igual..

si hay prudencia en las promesas, y hay riqueza en la humildad, eso es todo para mi..

Marie Augustine. dijo...

buenisimo el texto.

Maigrir ya dijo...

Yo t confieso que te debo una tremenda cocacola... o algo mas light jajajhermoso lo que escribis mujer...
te confieso q te quiero demasiado!!
Muchos besos amiga... y proximamente nos juntamos a parlotear..
besos

Anónimo dijo...

Despues de leer esto me quedo con una sensación de paz que no te imaginás... que lindo es leerte nena, de verdad.

gracias

:)

porque esto es algo que se agradece harmosa!

mua*

La Criatura dijo...

Me entusiasmé con el título, pero por suerte nada de lo que siguió fue lo que mi mente demente esperaba.

Muy linda la rutina del texto.

Anónimo dijo...

Un rato sin entrar y los admiradores se leen a full...hermosa.
¿a que no, no?

Anónimo dijo...

excesos de "hermosa".

Lucas.- dijo...

Holas! Que lindo tu blog... prometo volver!

beso.

rR. dijo...

todos tenemos algo qe confesar. after all.




gud bai.

Natalia Molina dijo...

Hermosa confesión!
Que tengas buen año!
Un abrazo