lunes, 14 de diciembre de 2009

Esta mañana

Esta mañana
puedo sentir tus comisuras en las yemas de mis dedos,
la delgadez de tu boca colándose entre mi boca,
el aire tibio de tu espalda.

Puedo sentir, también,
el sol en la ventana
anunciándote
en cada uno de los ecos que deja el silencio de medianoche.

Y tu ausencia en los pasillos, las sábanas,
las sillas…

Y puedo nombrarte, esta mañana,
ausente y sereno,
en el tibio viento de septiembre,

un septiembre ajeno y distante,
un septiembre en donde
los días
caerán -sin tregua-
bajo
tu voz...

(Y lo que queda, después,
son las sílabas de tu nombre desvaneciendo el aire...)

18 comentarios:

Nikospeakon dijo...

... nunca deje de pensarlo, siempre dejo rayas, o más bien cicatrices, Ud. sabe, lo que queda entonces son algunas rayas, el eco de su risa y el sordo sonido de la puerta que corta los armónicos que deja su nombre al pronunciarlo ...

... es mejor quedarse con lo de septiembre...

Nikospeakon dijo...

... o si ... pero cabe aclarar, quedarse con lo de septiembre no significa quedarse en septiembre, en un loop interminable, ya se sabe, nada se pierde, todo se transforma, por lo cual es mejor quedarse con lo de septiembre para aprender a vivir la primavera, lo que queda entonces son rayas en el azul del enlozado y una nueva lección ... es solo una de las muchas manera de ver las cosas ...

Ma. Soledad Di Pasquale dijo...

Había borrado lo escrito para escribir otra cosa.. y me ganaste de mano, fulano.
Puede que tengas razón.
Prefiero pensar en uns eptiembre con otoño, debería cruzar el charco para eso.

Nikospeakon dijo...

siempre hay un charco que cruzar, no?, después de todo y antes que nada, pero recuerde que para cruzar el charco se debe dar un salto, un salto mortal, ya que no se puede cruzar un charco en dos pasos, lo difícil del salto mortal es encontrar de que tomarte cuando llegues a la otra orilla, se sabe, es difícil agarrar sin antes haber soltado ...

Nikospeakon dijo...

... una cosa más ... metiendome por tus cajones y puertitas me cole en tu "fliker" y lo descubri a Homero, y a que no sabes??? yo convivo con dos hermosuras color dorado, Uma y Lola, vaya coincidencias ...

Pame... dijo...

al menos algo queda...

NACHO dijo...

Me gustó lo que escribiste, me gustó lo que leí en posteos anteriores, también....
Y me da la impresión de que ya pasé por estos lares.....
En fin, sólo quería dejar mi huella!
Besos!

Ale dijo...

Me encanta la manera de escribir que tenés, un placer siempre pasar a leerte.

Jacqueline dijo...

los días
caerán -sin tregua-
bajo
tu voz...


genial

Poeta Errante dijo...

Es hermoso saber que eso queda después, no?
Sole, siempre es un placer leerte. Es zarpado como escribís. No tengo más que decir que eso.
Te mando un abrazo grande.

Nuria K. dijo...

"Lo que queda" suele ser lo que nos salva. Muy lindo Sole. Saludos.

Mónica Angelino dijo...

Excelente Sole!!
Te dejo mi saludo y un gran abrazo en estas fiestas!!
besooooooooooosssssss

Palabrota dijo...

lo que queda no lo encuentro por el momento.
Un beso, Soledad ja! qué ocurrente se me hace tu nombre

Asturiela dijo...

Concuerdo con Palabrota. tu nombre es un "adjetivo", "estado" o como quiera llamarse. a la vez tan relativo como el que estamos aquí. Saludos te encargo mi mundo.

Tierras de Georgelott dijo...

hay pequitas!!!
trasmitis tanto!!!
me encantó!
es tan sentido!!!!
abrazo hermosa
te quiero
(que tengas lindas fiestas, ya te veré por ahí)
besoootote!!!!

siempremafalda dijo...

Pero en el aire vuelve tu estigma, tus sabores de caramelo y alguna vez... solo una, te llamaré con discrecion. ¿Un café?

Podia acabar así ¿no?
Agradecido por emocionarme y saber que hay gente que pertenece al club de la sensibilidad.

Saludos y si quieres pasate a menudo por mi blog http://siempremafalda.blogspot.com/

theeraser dijo...

hermoso lo que escribís, que empieces el año llena de color! saludos.

Leonardo dijo...

Esta mañana... y otros cuentos...