lunes, 26 de abril de 2010

Otoño

Casi imperceptible es el humo que sale de mi taza de café, y estoy enfretada al cenicero, los cigarros, las hojas, y el florero preferido de mi madre. Es lunes, y, sin embargo, hoy podría ser cualquier día de esos que intentaría susurrar palabras que escriban paredes despintadas y dejen una huella que salve.
El café está casi frío, al igual que mis manos, y en el cuello corre el escalofrío de la página en blanco, del "por qué no", del "por qué sí". Corren, casi inéditas, las palabras esclavizadas a la ventana que me da la espalda, inmutable. Y, persisto. Persisto en los cigarros y el café frío, mientras la brisa me envuelve como suspiros de un otoño que se vuelve miel, para regalar dorados y suelos amarillos. ¿Qué se hace con tanto amarillo entre los pies? ¿Qué se hace con tanto otoño?
Es tan difícil no dejar caer la miel entre los dedos. Tan absurda una huella amarilla entre tanta miel. Tan sublime sentirme parte de paredes despintadas y espaldas inmutables...

13 comentarios:

la mar dijo...

bello. bellísimo.

Reveses Mínimos dijo...

Coincido con la amiga que le comentó más arriba.

Esto es precioso.

Te quiero mucho, amiga.

Besote.

ÓNIX dijo...

Una facilidad especial de plasmar en letras todo un derroche de belleza...

Mis saludos...

NACHO dijo...

Me encantó.... Me recordó a un viaje que hice hace algunos años.... mientras manejaba, los campos amarillos bajo las pobres sombras de unos árboles casi calvos me miraban pasar..... Y llegué a donde quería estar, ese lugar representaba la distancia que tomaba de mí mismo para verme en perspectiva... me escapé de Santa Fe porque finalmente encontré tiempo para perder el tiempo... y ahí estaba yo, levantándome temprano para ver salir al sol, con una taza de chocolate caliente y descalzo para sentir el rocío y las hojas entre mis dedos... nunca me importó enfermarme! Además, si me enfermo por disfrutar de un amanecer abajo de un árbol, entonces vale la pena!
En fin, gracias por el recuerdo...
Besos!

Terapia de piso dijo...

Qué difícil es persistir.

Saludos, pecosa.

Qué bueno leerte otra vez.

José Roberto Coppola

Poeta Despierto dijo...

Brillante....como siempre.

Un fuerte abrazo, Sol

Don Rodrigo dijo...

fue un momento de paz el leerlo...

Tierras de Georgelott dijo...

TE QUIERO TANTO MIRA! PEQUEÑA PECOSA!

Alejo dijo...

Señorita, que abandono en que tenía a estos párpados que no se cansan de leerla! "persisto en los cigarros y el café frío..." me puse en la misma sintonía que eso, magnífico (como siempre)
Un abrazo

☆Princesa Ve!☆ dijo...

Es un verdadero e inmenso placer leerte. Beso, linda! :)

Birdsliketosing. dijo...

Me encanta (:
¿Qué podemos hacer con tanto otoño?
yo creo que lo mejor es disfrutarlo al máximo.sintiendo olores, y colores :D ~
Saludos *me encantó tu blog*

Pame... dijo...

pero sería una pena no hacerlo... a lo amarillo le gusta tango la miel!

nosotros dijo...

persisto.



¿se puede amar con el televisor prendido?