miércoles, 8 de agosto de 2007

XV

Vuelvo por los días
a recordar tu esencia infinita
de pétalos dorados
a desterrar los sueños
del marchito ocaso de tus ojos

Vuelvo por las noches
a encender de muerte mis silencios
a llenar de gritos asfixiados
la ceremonia de tus manos
los restos de tu cielo

la debilidad de un domingo por llover
sin tu mirada de arena.

6 comentarios:

LeO dijo...

1 pequita mas para vos...

sos...tan tierna escribiendo.

ella, mi escritora favorita. No hay ni Borgues, ni Saramagos, ni Cortazares, ni nada... hay una Di Pasquale.

TE AMO!

Leonardo dijo...

"a llenar de gritos asfixiados
la ceremonia de tus manos
los restos de tu cielo"

Muy tierno, como dijo mi homónimo en el post anterior...

Estás en mis links y estás invitada cdo. quieras al blog;

Besos y seguí con la pluma...

María Soledad dijo...

El homónimo del Chico de arriba... EStás locooooooo!!!! :D


Y MEEE ENCAAANTAAA.

Salva dijo...

Con pecas así, merece la pena pasar la varicela varias veces al año.

Continúe, sol.

YO. dijo...

Querida! Bienvenida al precioso mundo del blog...

Decia un filosofo argentino.
Todo gran pensamiento es una obra de arte. Por eso produce placer a todo el ser y no solamente al intelecto. Lo grande es para admirar, para disfrutar.

Cariños.
Yami

sans rivage dijo...

Tu es trop pour ...une seule femme...soleil...un deux trois soleil:;)...tu es un soleil a minuit...Eres un sol...ciao