sábado, 5 de abril de 2008

XIII

“Olvidada pureza, cómo quisiera rescatar ese dolor de Buenos Aires, esa espera
sin pausas ni esperanza.”

JULIO CORTÁZAR




Cargo con esta extraña inmovilidad
de saberme ajena a tu domingo.
Donde encender un cigarrillo y
mezclarnos entre el humo
era la dosis perfecta para comenzar a morirnos lentamente
asomados por la ventana del cafetín
donde soplan las palabras y no vuelven.

Porque quizá haya sido esa noche.
Esa puta noche
la miseria de encontrarnos en el viento áspero
de un Buenos Aires de habitación
y el aroma a tabaco
y el whisky que empapaba mis dedos
y la quietud húmeda y oculta de la inocencia olvidada.

Porque ya no arremetes en mí
con la ceremonia silenciosa de tus manos
y tu boca en mi espalda
Ya no traes hasta mi
tu arcaica sonrisa
de lenguajes paralelos
ni tu pelo hundido en mi pecho
como una sutil ofrenda de besos y viejos aforismos.

Ya no decides la noche
ni el último cigarro
ni la hora del whisky
ni el segundo en que matar o morir,
son lo mismo.

.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, visito tus blogs sin saber muy bien quién sos; aunque quizá leyéndote te conozca mejor que quien te ve. No desanime su poesía, la felicito pecosa.

Demian Pazos de Buenos Aires.
demianpaz@gmail.com

Leonardo dijo...

Compañera, este poema es de los más solemnes que he leído de su autoría. Creo que verso a verso, la estocada es más profunda. Un abrazo fuerte y nos vemos el sábado (mejor dicho nos escuchamos)

Anónimo dijo...

:)

seguí escribiendo.
me hace bien verte asi.

te amo chiquitina.

besos.

Leo

Anónimo dijo...

Qué tendrá Buenos Aires que nos crea tanta adiccion sana :)
Leerte siempre es un placer, aunque más aun es poder verte y abrazarte =)...Te extraño mucho

Cris

Regina dijo...

un poema precioso.

Y un blog muy interesante.
hasta pronto

Regina

Jor dijo...

Ufff..

Esos colores que salen de vos, son tan profundos, tan brillantes.

Calás hondo pecosa.


Muaá

grog dijo...

Me lo llevo.

Agus dijo...

Felicitaciones. Realmente un lindo poema. Creo saber quién sos, pero si no, no me importa. Me gusta la forma en que este espacio está manchado de poesía.